Traducir
Un niño usando un ultrasonido en su futura madre.

¿Nuevo bebé? 4 cosas para discutir con los hermanos mayores

Si está embarazada de niños mayores en casa, use estos consejos para ayudarlos a prepararse para cómo cambiará la vida.

Traer un nuevo bebé a la familia puede traer cambios emocionantes y, a veces, confusos para sus hijos mayores.

Afortunadamente, existen formas sencillas de ayudar a que esta experiencia de transición sea más fácil (¡o incluso emocionante!) Para sus hijos. Habla con ellos de manera abierta y honesta e involúcralos en el proceso.

La Academia Estadounidense de Pediatría (AAP) proporciona consejos sobre cómo manejar las discusiones iniciales sobre un nuevo bebé, según la edad de su hijo:

  • Niños pequeños (1-2 años): miren libros ilustrados sobre un nuevo bebé. Cuando llegue el bebé, déles a sus niños pequeños un obsequio o golosina especial para recordarles que todavía los quieren.
  • Niños en edad preescolar (2-4 años): Sea honesto y diga que el bebé será lindo pero llorará y le tomará mucho tiempo. Deje que su niño en edad preescolar le ayude a planificar el bebé comprando con usted nuevos artículos para bebés.
  • Niños en edad escolar y mayores (5 años en adelante): Explique claramente la situación utilizando un lenguaje que su hijo comprenda. Pídales que vayan al hospital poco después de que nazca el bebé y hágales sentir que tienen un papel que desempeñar en el cuidado del nuevo bebé.

Cuanto más prepare a sus hijos para el nuevo bebé, más fácil será la transición. Aquí hay cinco temas de discusión para comenzar a preparar a los hermanos mayores para un nuevo bebé.

1. Amamantar al recién nacido

La lactancia materna es normal y natural, pero es posible que sus hijos mayores no lo vean de esa manera al principio:

  • Los niños pequeños: Pueden ver al nuevo bebé como una competencia por la atención de la mamá, especialmente si todavía están amamantando.
  • Estudiantes de primaria: Los niños de esta edad están comenzando a experimentar sus propios cambios corporales y pueden sentirse incómodos si su seno está ligeramente expuesto.
  • Adolescentes: Durante la adolescencia, sus hijos deben tener una mejor comprensión de lo que está sucediendo, pero al principio pueden sentirse un poco incómodos durante la alimentación.

Qué hacer: Explique lo que está haciendo de una manera sencilla que sus hijos lo comprendan. Hágales saber que así es como comen los bebés y que tomará menos tiempo a medida que el nuevo bebé aprenda. Recuérdeles a sus hijos mayores que está emocionado de pasar tiempo con ellos tan pronto como el bebé termine de alimentarse.

¡También puedes usar el poder de la distracción para los niños pequeños! Manténgala ocupada con libros, juegos u otras actividades mientras amamanta.

Una madre amamantando a su hijo mientras hace yoga.

¿Preguntas sobre la lactancia materna?

Respuestas a 5 preguntas comunes sobre la lactancia materna

2. No tener tanta atención

Los recién nacidos necesitan mucho de su tiempo. Eso significa menos tiempo a solas con sus hijos mayores, quienes podrían comportarse mal en respuesta. Los niños no intentan ser "traviesos" en estas situaciones. Pueden estar tristes, enojados o confundidos, o tratando de llamar la atención.

Qué hacer: Como padre primerizo, es posible que esté agotado, con falta de sueño y estresado. El colapso de su hijo mayor no ayudará, pero respire hondo antes de reaccionar. Acércate a ellos con calma y empatía:

  • Reconocer su hijo está molesto.
  • Comunicar que quieres ayudar.
  • Abierta las líneas de comunicación.

Por ejemplo, podría decir: “Entiendo que está molesto y quiero ayudar. ¿Puedes decirme qué te molesta? Si su hijo es demasiado pequeño para decírselo con palabras, puede hacerlo de forma no verbal. Pídales que le hagan un dibujo de lo que están sintiendo o que lo conviertan en un juego haciendo preguntas y haciendo que respondan con el pulgar hacia arriba o hacia abajo.

Recuérdeles a sus hijos que no van a ser reemplazados y que los ama tanto como siempre. Repita esto varias veces para ayudarlos a aceptar el lugar del nuevo bebé en su familia.

3. Ser amable con el bebé

Cuando llega un nuevo bebé a la casa, sus otros hijos pueden sentirse curiosos y emocionados, ¡y eso es genial! A veces, esa emoción se manifiesta como demasiado áspera cuando besan o abrazan a su nuevo hermano.

Qué hacer: Explíqueles a los niños mayores que el bebé no es tan fuerte como ellos y no puede jugar ni moverse como ellos. Lo más importante es que muestre a sus hijos cómo manipular al bebé de forma segura y delicada. Aquí hay algunos pasos para comenzar:

  • Muéstreles cómo sostener al bebé usando una muñeca o un animal de peluche.
  • Haga que imiten su comportamiento.
  • Dar un refuerzo positivo por ser amable con su juguete.
  • Tómese un tiempo para que sus hijos mayores se rebelen por separado del bebé, con usted o entre ellos.

Cuando sienta que lo entienden, pídales que se sienten con usted y carguen al bebé. Luego déjelos sostener al bebé con almohadas que los sostengan. Cuando se sienta seguro, deje que ellos mismos sostengan al bebé.

Asegúrese de que los niños mayores entiendan que deben nunca sacuda ni deje caer al bebé—Esto puede causar daño cerebral permanente.

Si bien es muy importante ser amable, recuerde que el nuevo bebé no es tan frágil como podría pensar. Siempre que la cabeza y el cuello del bebé estén apoyados y no se caiga ni se caiga, es probable que resista los abrazos y besos de sus nuevos hermanos.

Lectura relacionada: ¿Cuándo es el mejor momento para anunciar su embarazo?

4. Cómo ser un buen ayudante

Sus hijos mayores serán una parte importante de la vida del nuevo bebé. Ayudarlos a sentirse buenos ayudantes es una excelente manera de construir una conexión positiva entre todos ellos. Enséñeles cómo ayudar a realizar tareas apropiadas para su edad:

  • Niños pequeños: Cántele al bebé, guarde la ropa, entréguele los artículos que necesita (pañal, sonajero, paño para eructar, etc.), déle suaves palmaditas con una toalla de secado después del baño.
  • Estudiantes de primaria: Lea los cuentos para la hora de dormir del bebé, ayúdelo a cambiarle los pañales y alimentarlo, juegue suavemente con el bebé, ayude a elegir la ropa del bebé.
  • Adolescentes: Cuidar a los niños, ayudar con la alimentación con biberón / comida para bebés, cambiar pañales, cambiar los pañales del bebé, sacar al bebé a pasear con un cochecito.

Qué hacer: Permita que los niños ayuden. Puede ser difícil si está nerviosa por el nuevo bebé, pero es importante involucrar a la familia en el cuidado del recién nacido. Recompense a los niños mayores cuando ayuden adecuadamente. Esto aumenta su confianza en sí mismos y su sentido de seguridad.

Aguanta, ¡estamos aquí para ti!

Llevar un nuevo bebé a casa es un gran cambio de vida. Las reacciones de sus hijos mayores variarán según su edad. Podría ser más difícil para los niños que anteriormente eran hijos únicos.

Muchos padres han pasado por esto (¡a veces muchas veces!). Es normal si las cosas se ponen difíciles por un tiempo. La vida se volverá más fácil a medida que su familia comience a adaptarse a su nueva rutina.

Si tiene preguntas sobre cómo se está adaptando su hijo mayor, hable con un pediatra or proveedor de medicina familiar. Y como siempre, si tiene preguntas sobre el cuidado de su nuevo bebé, llámenos. Siempre estamos encantados de ayudarle.

Para saber si usted o un ser querido podrían beneficiarse de la atención de un obstetra / ginecólogo
Categorías: Salud De La Mujer